saltar al contenido

Logrando un acceso sostenible al agua: lecciones de Perú

A medida que se acerca el final de agosto, miles se reúnen en línea y en persona para analizar un tema globalmente unificador: el agua. La Semana Mundial del Agua, organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo, reúne a agentes de cambio de más de 150 países para analizar soluciones de agua a través de ricas colaboraciones e intercambios. 

Gisela Murrugarra, directora nacional de Perú, codirige una sesión centrada en explorar herramientas para aumentar el impacto y la sostenibilidad de las inversiones en agua y saneamiento. Ella cree que el mayor desafío al que nos enfrentamos es la sostenibilidad, la cual requiere innovación y asociación a medida que buscamos soluciones para llegar a las poblaciones sin acceso a servicios de agua de calidad. 

A continuación, Gisela reflexiona sobre el avance en Perú, los eventos de la Semana Mundial del Agua y las lecciones aprendidas a medida que Water For People ayuda a las comunidades a lograr un acceso al agua que durará para las generaciones venideras. 


¿Cómo es el acceso al agua en el Perú? 

El 51% de los peruanos tiene acceso a servicios de agua gestionados de forma segura. Sin embargo, esta cifra es significativamente menor en las zonas rurales. Solo el 22% de los peruanos que viven en áreas rurales tienen acceso a servicios de agua gestionados de forma segura en comparación con el 59% de sus contrapartes urbanas. Eso es 5.5 millones de personas que viven en zonas rurales sin agua gestionada de forma segura. 

Water For People cree que todos merecen acceso al agua segura y confiable sin importar dónde vivan. Nos enfocamos en los distritos, incluso los rurales y los más difíciles de alcanzar, y trabajamos hasta que cada persona tenga acceso a servicios seguros y confiables de agua, saneamiento e higiene. 

¿Qué está haciendo Water For People para llegar a las comunidades rurales en Perú? 

Miremos a Asunción, un distrito rural y montañoso con una población de casi 13,000 personas. Las familias están dispersas, con casas en las laderas de las montañas y zonas agrícolas. Water For People ha trabajado en este distrito desde 2013, implementando sistemas de suministro de agua potable administrados por la comunidad. Como resultado, cada comunidad, hogar e institución pública tiene acceso a servicios de agua confiables. Esto incluye 57 escuelas y 3 centros de salud. 

¿Cómo se ve la garantía a la sostenibilidad? 

Junto con socios gubernamentales, hemos dedicado mucho tiempo y recursos para capacitar a los comités locales de agua en temas como el cálculo y la recaudación de tarifas, la lectura de medidores, la administración, la calidad y el tratamiento del agua, la protección de cuencas hidrográficas, la equidad de género y la operación, el mantenimiento y el monitoreo del sistema. 

Esta capacitación y la estrecha colaboración gubernamental garantizarán que los comités puedan brindar niveles de servicio de alta calidad a largo plazo – independientemente de la ayuda externa. Porque eso es sostenibilidad. Y esa forma de intervención es lo que hace única a Water For People. No solo estamos instalando grifos y tuberías; nos estamos asegurando de que el agua fluya por generaciones. 

¿Cuál es la importancia de esta obra en Asunción? 

¡Esto es precisamente lo que estoy compartiendo durante mi sesión de la Semana Mundial del Agua! Gracias a un estudio reciente realizado por nuestros socios en Agenda para el Cambio, sabemos que nuestro trabajo en Asunción ha contribuido a mejorar notablemente los servicios de agua que se mantienen en el tiempo. 

Water For People identificó y luego abordó varios factores de bajo rendimiento en el sistema de agua en Asunción. Factores como la planificación y el financiamiento de los servicios, el financiamiento de las operaciones y el mantenimiento, y la formación de las capacidades de las oficinas y los proveedores locales de agua, saneamiento e higiene. 

De 2013 a 2019, el porcentaje de hogares sin servicio en Asunción bajó del 17% al 3%. Además, el comité de agua local, en el que invertimos tiempo en capacitar, ha mantenido la prestación del servicio de agua en niveles intermedios o altos. 

Hemos demostrado que mejorar estos factores clave, al mismo tiempo que trabajamos junto con el gobierno local y el comité, contribuyen a servicios de agua sostenibles. Significa que nuestro modelo está funcionando. Y significa que las comunidades de todo Perú tendrán servicios de agua sostenibles y confiables. 

¿Qué significa esto a escala mundial? 

Significa que podemos resolver la crisis mundial del agua. Se necesitan alianzas, tiempo y compromiso, y Asunción es un ejemplo de cómo puede suceder. 

Espero acelerar y expandir nuestra búsqueda de servicios sostenibles de agua, saneamiento e higiene en Perú y junto con mis colegas de todo el mundo.  

Posted in
EN